domingo, 11 de marzo de 2007

3- ¿Cómo era, Francisca…?
¿Cómo eran los versos que entonabas?
¿Qué salieras de allí, barbero loco?
¿Qué aquí nadie te quiere y yo tampoco?
¿Cómo era la risa que irradiabas?
¿Cómo era ese paso que ensayabasal entrar a mi hogar?:
Un terremotode pasitos veloces,
sin reposo,que me hacían reir aún si lloraba.
¡Ay, Francisca!: ¡Qué lindo lo que hiciste!
¡Me llenaste de amor, cantos, poemas!
En lo pobre, un tesoro siempre urdiste,
de cualquier ocasión hiciste fiesta,a lo simple,
en precioso convertiste;
me enseñaste que amar es la riqueza…
de Sonetos y canciones, 2003 de Ramiro Rossi (un gran creativo)
A Ramiro Rossi lo conocí un sábado de diciembre en el parque Lezama, nos quedamos hablando mientras hacía un dibujo de Abril, su bagaje de conocimientos y su sencibilidad se evaporaba practicamente por sus poros, cuando luego leí sus producciones quedé extasiada.
Ese día me habló de unos libros que en el correr de las semanas fui a comprarme y fueron visagra en mi vida, él hizo entrar a Tagore, y ya con eso solo le debo agradecimiento de por vida.
Ojalá tenga mucha suerte por que se merece ser reconocido por que su talento es poco común, muy poco común.
Ramiro te recuerdo y te pienso....

1 comentario:

ramirorossi dijo...

Cecilia: Hace unas horas, chequeando en el buscador google de blogs notificaciones sobre los míos, me encuentro con el tuyo y esta carta tan hermosa que me colmó el corazón. Gracias, gracias, gracias.
Estoy bien, feliz como un niño, viviendo a mi manera, sustentándome a través del dibujo de retratos y caricaturas y de mi labor no formal de docente.
Te envío un fuertísimo abrazo y te cuento que, de tener una hija, le pondría también Francisca, en honor a mi querida bisabuela, "la gallega" y a Francisco de Asís, a quien siento profundamente desde niño.
Ramiro